Siempre que se avecina el nuevo año muchos se preguntan qué impuestos van a cambiar o van a subir. Si bien muchas de las novedades fiscales aún tienen que definirse legalmente, es importante hacer una buena planificación personal y empresarial teniendo en cuenta que la tributación puede experimentar cambios en este 2024.

En este post te mostraremos qué impuestos subirán en 2024, según las informaciones que se han anunciado, aunque todavía habrá que esperar a la confirmación oficial para conocer los detalles de cualquier subida de impuestos.

Impuestos que subirán en el año 2024

Veamos algunos de los impuestos que subirán en 2024 y que es importante tener en cuenta.

Subida del MEI al 0,7%

El llamado Impuesto sobre la nómina o “Mecanismo de Equidad Intergeneracional” se empezó a aplicar en el año 2023, aplicándose un gravamen del 0,6%, donde el 0,5% correspondía a la empresa y el 0,1% al trabajador. Ahora en 2024 este gravamen subirá al 0,7%, y la empresa asumirá el 0,58%, mientras que el trabajador tendrá que pagar el 1,2%.

Si eres empresario o autónomo y tienes trabajadores a tu cargo, es importante que cuentes con la ayuda de un asesor fiscal y laboral para revisar tus nóminas y comprobar que se esté calculando de manera correcta.

Declaración de criptomonedas en el extranjero

Aunque no se trata propiamente de una subida de impuestos, sí que implica una obligación para los contribuyentes, que se traducirá en una mayor o menor tributación en la Declaración del IRPF. Los particulares o empresas que cuenten con criptomonedas en el extranjero por un valor superior a los 50.000 euros deberán comunicarlo a la Agencia Tributaria. Esta obligación implica la presentación del modelo 721, donde se indique la totalidad de las criptomonedas que se posean a 31 de diciembre de cada año.

Si tienes dudas sobre la presentación de este modelo o la tributación de todo lo que respecta a criptoactivos, te invitamos a solicitar nuestros servicios de asesoría.

Subida del IVA de la electricidad y el gas del 5 al 10%

Durante el año 2021, el IVA de la electricidad y del gas se redujo del 21% al 10%, y posteriormente, en el año 2022, se redujo del 10 al 5%. En este nuevo año se vuelve a retomar el tipo impositivo del 10% para el impuesto del valor añadido en las facturas de la electricidad y el gas, por lo que debes tener en cuenta que los costes de tu empresa aumentarán en esta línea.

Recuerda que, si eres autónomo y trabajas desde casa, se puede desgravar en el IRPF hasta el 30% de la parte proporcional de la vivienda que dedicas a tu actividad económica. También puedes deducir el IVA soportado en tus declaraciones trimestrales en proporción al uso de tu vivienda en la actividad económica.

Incremento en el IRPF para las rentas de capital

Para este año 2024 se prevé el aumento de un punto sobre las rentas de capital hasta 200.000 euros hasta un 27%. También se prevé la creación de un nuevo tramo del IRPF al 28 para gravar los beneficios por inversiones que vayan más allá de los 300.000 euros.

A esto habría que añadir también el llamado Impuesto de Solidaridad para las grandes fortunas, con un patrimonio superior a los 3 millones de euros, y que se mantendría de forma temporal durante 2023 y 2024. Este impuesto sólo se aplica para la parte del Patrimonio que no haya sido gravada previamente por la comunidad autónoma.

Eliminación de la reducción extraordinaria del IRPF para autónomos en sistema de módulos

Aunque no se trata propiamente de una subida de impuestos, para el año 2024 se eliminará la reducción extraordinaria del IRPF de la que disfrutaban los autónomos que tributaban por el sistema de estimación objetiva o sistema de módulos. 

Esto implica que en la práctica su declaración de la Renta supondrá una mayor tributación por cada autónomo en el sistema de módulos. De esta forma, la reducción general para el año 2024 se limitará al 5%. Anteriormente, durante el año 2022, la reducción fue del 15% y en 2023 ya se redujo al 10%.

¿Cómo mejorar tu fiscalidad en el 2024?

Muchas veces sólo nos fijamos en la información que respecta a la fiscalidad y la forma en la que ésta nos pueda perjudicar, de cara a pagar más impuestos. Sin embargo, muchas personas desconocen a la hora de realizar su Declaración del IRPF las posibles deducciones que pueden aplicarse y que darían como resultado una reducción de los impuestos que pagarán durante el ejercicio.

Tener la ayuda de un asesor fiscal puede ser clave para que en esta próxima Declaración de la Renta no acabes pagando más impuestos de los que esperabas. Tanto si eres autónomo como particular, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para contarnos tus dudas y tu situación.