Muchos profesionales individuales acaban dando el paso de crear una Sociedad Limitada Unipersonal. Conocer esta figura jurídica y sus obligaciones fiscales es clave para determinar si es posible y conveniente crear este tipo de sociedad y cuáles son las implicaciones y beneficios que puede suponer.

Si te estás planteando crear una SLU en Canarias o tienes cualquier duda al respecto, te invitamos a solicitar la ayuda de nuestro servicio de asesoría fiscal. A continuación te mostraremos lo que debes tener en cuenta con respecto a los impuestos.

¿Qué es una Sociedad Limitada Unipersonal?

Se trata de una entidad mercantil con las mismas características de la Sociedad Limitada, pero con una diferencia fundamental: es unipersonal. 

Es decir, hay únicamente un socio y no un grupo de socios. Además, es obligatorio inscribir los datos personales del socio unipersonal en el Registro Mercantil.

Muchos profesionales autónomos en algún momento dan el salto desde el RETA para poder tener una mayor protección de su patrimonio, ya que como en caso de que su negocio no llegase a funcionar, un autónomo respondería con su patrimonio personal, mientras que la sociedad responde únicamente por el capital invertido.

¿Cuáles son los impuestos que paga una SLU?

Una de las razones para pasar de autónomo a Sociedad Limitada Unipersonal suelen ser los impuestos. 

Veamos cuáles son los impuestos que tiene que pagar una S.L.U.

Impuesto de Sociedades

Mientras que un trabajador autónomo es una figura jurídica que paga impuestos según el IRPF, ya que se trata de una persona física, en las sociedades limitadas unipersonales se aplica el impuesto correspondiente a las sociedades (Impuesto de Sociedades), que en España corresponde a un tipo impositivo general del 23%, y en caso de que sea una sociedad de reciente creación, un 15%.

Por otra parte, hay que tener en cuenta también que cuando las sociedades no generan beneficios, éstas no pagan Impuesto de Sociedades.

IRPF de los trabajadores

Es importante tener en cuenta que aunque una Sociedad Limitada Unipersonal no pague impuestos del IRPF correspondientes al socio, sí que debe pagar el IRPF correspondiente a los trabajadores que tenga en nómina. 

También tendrá que ingresar en la Hacienda Pública las retenciones e ingresos a cuenta de aquellos proveedores que tengan obligación de realizar retenciones del IRPF En sus facturas.

Impuesto General Indirecto Canario o IVA

Todas las sociedades anónimas unipersonales que realicen facturas que estén sujetas a IVA deben presentar la declaración de impuestos correspondiente al Impuesto del Valor Añadido

En el caso de las empresas en Canarias, se debe presentar el IGIC, que es el impuesto que grava el consumo de productos y servicios en las islas Canarias.

Dependiendo de cuántos sean las facturas de gasto que estén sujetas al IGIC y que puedas desgravar, pagarás mayor o menor cantidad en las liquidaciones trimestrales.

También puede darse el caso de que si tus gastos han sido mayores que tus ingresos, dispongas de un saldo positivo y puedas solicitar la devolución de la Agencia Tributaria, si bien lo recomendable suele ser postergarlo para futuras declaraciones para evitar inspecciones.

IAE (Impuesto de Actividades Económicas)

El impuesto de Actividades Económicas es aplicable tanto a los autónomos como a las sociedades cuyo importe neto de cifra de negocio supere el millón de euros. 

En caso de no alcanzar esa cifra, estarías exento de pagar el IAE, tanto si eres autónomo como si has creado una Sociedad Limitada Unipersonal o cualquier otro tipo de sociedad.

Impuestos locales

En caso de que la Sociedad Limitada Unipersonal tuviera en su patrimonio la propiedad de un inmueble, como un local u oficina, tendrías que hacer frente al pago del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles).

¿Vale la pena pasar de autónomo a Sociedad Limitada Unipersonal?

Uno de los aspectos que debes valorar como autónomo es si vale la pena crear una Sociedad Limitada Unipersonal, una vez que ya tienes una cierta estructura de negocio y nivel de facturación, así como el tipo de actividad que realizas, ya que los servicios profesionales son mirados con lupa por Hacienda.

Si tu empresa está creciendo, tienes empleados y deseas proteger tu patrimonio, aunque no dispongas de socios que vayan a invertir en tu empresa, siempre puedes crear una Sociedad Limitada Unipersonal.

Para evaluar si vale la pena, es importante fijarte en el porcentaje de IRPF que pagas anualmente en tu Declaración de la Renta. Si todos tus ingresos como autónomo proceden de dicha actividad y el tipo que estás pagando es superior al 25%, claramente te conviene crear una Sociedad Limitada Unipersonal. 

En caso, sin embargo, de que estés pagando un IRPF por debajo de ese porcentaje, también puedes crear una Sociedad Limitada Unipersonal si lo que quieres es proteger tu patrimonio, si bien debes tener claro que pagarás más impuestos que ahora y tendrás que llevar una contabilidad más compleja.

Tener la ayuda de un asesor fiscal para aconsejarte durante todo el proceso puede ayudarte a hacer bien el cambio desde el principio y no cometer errores que puedan perjudicarte. Contáctanos ahora.