En la actualidad muchas personas están pensando en emprender y lanzar su propio negocio, pero claramente, y a pesar de toda la información que hay disponible en internet es bastante complejo hacerlo. O si no complejo, si que es un poco difícil dar todos los pasos de la manera correcta y en orden, por eso vamos a tratar de resumir todos los pasos que has de dar para conseguirlo.

Antes que nada debes elegir la forma jurídica que tomará tu negocio porque esto determinará determinadas funciones de la misma, porque no todas ellas tienen las mismas capacidades de obrar: sociedad anónima, sociedad limitada, cooperativa, autónomo, sociedad civil profesional…

En segundo lugar, debes ocuparte de darle un nombre a tu empresa, normalmente suele coincidir con el nombre comercial, pero no tiene por qué, debes elegir el mismo y obtener en el Registro Mercantil Central la Certificación negativa del nombre de la sociedad (CNN) que acredite la exclusividad y no existencia de otra sociedad con el mismo nombre.

Todo proyecto de negocio debe arrancar contando con un capital inicial, aunque seas un autónomo y no tengas obligatoriedad de disponer de un capital inicial para arrancar tu negocio de manera legal, igualmente debes considerarlo básico para el arranque, sin músculo para aguantar mientras llegan los ingresos. Además en el caso de una S.L. el importe mínimo que debes depositar en una entidad bancaria a nombre de tu empresa es un capital social de 3.000€ y en una S.A. el mínimo es de 60.000€.

De forma casi simultáneas debes pedir un CIF, que es el número de identificación fiscal en la Agencia Tributaria, para ello debes presentar el modelo 036 y una copia de estatutos, si vas a ser una sociedad.

Una vez tengas el CIF provisional debes ir a un notario para realizar una escritura pública en el que los socios deben firmar la constitución de la sociedad.

Obviamente algunos de estos trámites te los saltarías si comenzaras tu andadura emprendedora como autónomo, pero eso ya lo contaremos en otro post.

Para dar a tu sociedad recién constituida la visibilidad legal necesaria deberás inscribirla en el Registro Mercantil Provincial para obtener la plena competencia jurídica.

Y, por supuesto darte de alta en el IAE, el Impuesto sobre Actividades Económicas con la categoría de la actividad empresarial que tu empresa va a realizar, este trámite también lo realizarás en la Agencia Tributaria.

Este paso no es imprescindible legalmente, pero sí muy recomendable, debes registrar tu logo marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas, es decir, todos los signos distintivos del mismo, como palabras, frases, imágenes o símbolos.

En este momento ya podrías iniciar tu actividad empresarial, a menos que tengas pensado contratar empleados en el corto plazo, porque en ese caso deberás comunicar la apertura del centro de trabajo a la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y obtener un libro de visitas para las inspecciones.

En realidad, previamente a todo esto tendrías que disponer de un Plan de negocio y un Plan estratégico con objetivos a corto, medio y largo plazo, porque si no te costará mucho alcanzar los objetivos propuestos. Necesitarás ayuda en marketing y ventas, y muchas otras cosas más, pero si estás decidido a constituir tu empresa, tendrás que dar todos los pasos necesarios para ello.

Ahora mismo te estarás pensando si dar ese paso o no, y ahora es cuándo te damos una buena noticia, nosotros podemos asesorarte y acompañarte para dar todos los pasos necesarios para constituir tu empresa, estamos aquí para ayudarte y tenemos experiencia en hacerlo.

Exim Asesores, Asesoría Fiscal, Laboral y Contable para autónomos y PYMEs, ponemos a tu disposición un equipo de especialistas asesores en cada área, llevamos la gestión del área fiscal, contable y laboral de forma presencial o a distancia, a través de teléfono 680 830 406 , por skype, por mail o a través de messenger de Facebook.

Pídenos cita sin compromiso alguno en el 680 830 406 o en dromo@eximasesores.com