Si eres autónomo es muy probable que conozcas o hayas oído hablar del modelo 130. Se trata de una declaración tributaria trimestral que permite adelantar el IRPF de la actividad que llevas a cabo como autónomo.

No todos los autónomos están obligados a presentar el modelo 130, pero es importante que conozcas si en tu caso debes hacerlo y qué aspectos debes tener en cuenta para hacerlo correctamente.

Ten en cuenta que si necesitas ayuda para realizar este u otros modelos tributarios, contar con un asesor fiscal puede evitarte muchos problemas con Hacienda.

Descubre qué es el modelo 130

El modelo 130 del IRPF de los autónomos es un modelo tributario en el que los autónomos van pagando un anticipo a cuenta de su Declaración de la Renta, según lo que hayan facturado en ese trimestre y lo que le corresponda pagar, al igual que ocurre con los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades.

Estos pagos a cuenta del IRPF son del 20% y se tienen en cuenta como un anticipo cuando se hace la Declaración de la Renta Anual.

La cantidad que se paga en el modelo tributario 130 es el 20% de la actividad sujeta a IRPF. Es decir, se trata de un porcentaje fijo, por lo que no depende del volumen de ingresos que hayas tenido. En caso de que luego te corresponda pagar un menor porcentaje, la Declaración de la Renta te saldrá a devolver. En cambio, si el porcentaje final que debes pagar en el IRPF es de más del 20%, entonces te saldrá a pagar.

¿Quiénes están obligados a presentar el modelo 130?

Hay una serie de personas que están obligadas a presentar el modelo 130.

  • Todos aquellos empresarios dados de alta en una actividad empresarial y que no estén en el sistema de módulos.
  • Autónomos que lleven a cabo una actividad profesional, excepto aquellos en los que el 70% de sus ingresos o más hubieran estado sujetos a retención del IRPF. Es decir, si más del 70% de tus facturas llevaban retención del IRPF, entonces no estás obligado a realizar este anticipo.
  • Si participas en una comunidad de bienes, también estarás obligado a presentar el modelo 130 en lo que se refiere a los ingresos que te correspondan, de acuerdo con el porcentaje que tengas en dicha organización.

¿Cuánto hay que presentar el modelo 130?

El modelo de pagos a cuenta del IRPF se realiza trimestralmente, 4 veces en el año, en los plazos siguientes:

  • Entre el 1 y el 20 de abril
  • Entre el 1 y el 20 de julio
  • Entre el 1 y el 20 de octubre
  • Entre el 1 y el 30 de enero

Hay que tener en cuenta que en caso de que el último día caiga en fin de semana o festivo, generalmente se extenderá el plazo hasta el siguiente día hábil, aunque lo ideal es confirmarlo en la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

¿Qué tener en cuenta a la hora de presentar el modelo 130?

Hay que tener en cuenta diferentes aspectos si vas a presentar el modelo 130

En primer lugar, debes tener claro que se trata de un modelo acumulativo, donde se van sumando las bases imponibles y retenciones a pagar en cada trimestre.

Esto significa que, a diferencia de lo que pasa con el modelo 303 del IVA, que requiere presentar un resumen anual, en el caso del modelo 130 no existe ningún resumen anual, por lo que el modelo del cuarto trimestre debe recoger todos los ingresos sujetos al pago del anticipo del IRPF.

Por otra parte, salvo que tu actividad esté exenta de IVA, debes tener en cuenta que el modelo 130 sólo exige incluir las bases imponibles de las facturas que no lleven retención, es decir, el importe sin el IVA, ya que se trata de un impuesto y no se considera un gasto de tu actividad.

¿Cómo presentar el modelo 130?

Los autónomos tienen la obligación de realizar este trámite por vía electrónica, por lo que para presentar el modelo 130 lo ideal sería que dispongas del certificado digital.

Esto te permitiría conectarte a la sede electrónica de la Agencia Tributaria y rellenar el modelo 130 y presentarlo directamente de forma telemática.

Rellenarlo correctamente es importante para evitar divergencias entre tus datos y los de Hacienda. Por otra parte, debes tener en cuenta que una presentación fuera de plazo o no presentar el modelo puede dar lugar a que seas sancionado por la administración.

Nuestro consejo es que delegues este área de tu negocio en un asesor fiscal que puede llevarte los modelos tributarios y puedas así asegurarte de que la presentación se hace en la forma y el plazo correctos según la ley.

Desde Exim Asesores te invitamos a contactar con nosotros para empezar ahorrar tiempo en la gestión de tus impuestos y en particular en lo que se refiere al modelo 130 y cualquier duda que te pueda surgir. Contáctanos.