Seguro que como propietario de una empresa ya estás preocupado por saber cómo vas a cerrar el año a efectos fiscales, y si aún puedes hacer algo para tratar de rebajar la factura fiscal de tu empresa de cara a la declaración de impuestos de este ejercicio, el próximo mes de Julio.

En realidad, esta preocupación debieras tenerla en mente, casi desde el principio del ejercicio, para tener planificadas las acciones a realizar para equilibrar el resultado fiscal a tu favor, pero aquí te vamos a contar qué deducciones pueden ser aplicables para nuestra empresa de aquí a final de año.

Para aquellas empresas con beneficios, imposible olvidar que al final del ejercicio fiscal habrá que pagar el 25% en el Impuesto sobre Sociedades sobre el total de los beneficios anuales obtenidos (15% durante los dos primeros años en que la sociedad obtenga beneficios si se trata de empresas de nueva creación).

¿Qué deducciones pueden ser aplicables para nuestra empresa de aquí a final de año?

Nos vamos a centrar en las Reservas de Capitalización y de Nivelación, aunque hay otros incentivos fiscales que trataremos en próximas publicaciones.

RESERVA DE CAPITALIZACIÓN

Esta reserva es de aplicación para las empresas que tributen al tipo general del impuesto (25%), las que apliquen el tipo de empresas de nueva creación (15%) (y otras como las entidades de crédito y de hidrocarburos), por lo que prácticamente es aplicable a todas las sociedades.

Su objetivo es el de incrementar la financiación propia de las empresas o, al menos, su importancia en relación con la financiación ajena ya que su aplicación supone, básicamente la no tributación de aquella parte del beneficio que no se distribuya en forma de dividendos a cambio de que dote una reserva indisponible durante un plazo de 5 años.

Se podrá reducir la base imponible del impuesto en el 10% del incremento de los fondos propios que haya tenido la sociedad durante el año.

Ejemplo: supongamos una sociedad con los siguientes números:

  • Base Imponible Ejercicio 2019: 100.000 euros
  • Incremento de los fondos propios entre 2018 y 2019: 30.000 euros

Si no dota la Reserva de Capitalización, el Impuesto sobre Sociedades a pagar sería de 25.000 euros (25% s/100.000)

Dotando la Reserva de Capitalización podrá reducir la Base Imponible en 3.000 euros (10% s/30.000) y, por tanto, el Impuesto sobre Sociedades a pagar sería de 24.250 euros (25% s/97.000), lo que supondría una rebaja fiscal de 750 euros con la simple obligación de mantener 3.000 euros en las reservas de la compañía durante 5 años.

RESERVA DE NIVELACIÓN

Esta reserva sólo es de aplicación a las empresas de reducida dimensión (aquellas cuyo importe neto de la cifra de negocios en el ejercicio inmediato anterior sea inferior a los 10 millones de euros) y que tributen al tipo general del 25%

Su objetivo es el de minorar la tributación del ejercicio respecto a las posible pérdidas que obtenga la sociedad en los próximos 5 ejercicios. En caso de que no se generasen pérdidas en dicho periodo, se tendrá que revertir la deducción aplicada, pero permitiría diferir durante 5 años la tributación.

Su aplicación supone la reducción de la base imponible del impuesto en un 10% de su importe , con un máximo de hasta un millón de euros al año y la obligación de dotar una reserva indisponible.

Ejemplo: supongamos una sociedad de reducida dimensión con los siguientes números:

  • Base Imponible Ejercicio 2019: 100.000 euros

Si no dota la Reserva de Nivelación, el Impuesto sobre Sociedades a pagar sería de 25.000 euros (25% s/100.000)

Dotando la Reserva de Nivelación podrá reducir la Base Imponible en 10.000 euros (10% s/100.000) y, por tanto, el Impuesto sobre Sociedades a pagar sería de 22.500 euros (25% s/90.000), lo que supondría una rebaja fiscal de 2.500 euros.

Pero como hemos comentado, la rebaja fiscal es a cambio de que en los próximos 5 años la sociedad obtenga pérdidas, si no las tuviera y transcurridos 5 años tendrá que revertir la deducción aplicada:

  • Base Imponible Ejercicio 2024: 50.000 euros

Como no se han tenido pérdidas durante los 5 años siguientes al 2019 habrá que sumar a los 50.000 euros toda la reserva creada y no aplicada, es decir, los 10.000 euros, por lo que la base imponible del año 2024 será de 60.000 (50.000 + 10.000) y el impuesto a pagar será de 15.000 euros (25% s/60.000) en lugar de 12.500 euros (25% s/50.000). Por lo que lo podemos ver que, en el peor de los casos, habremos diferido la tributación (2.500 euros) del año 2019 al año 2024.

Exim Asesores, Asesoría Fiscal, Laboral y Contable para autónomos y PYMEs, ponemos a tu disposición un equipo de especialistas asesores en cada área, llevamos la gestión del área fiscal, contable y laboral de forma presencial o a distancia, a través de teléfono 680 830 406 , por skype, por mail o a través de messenger de Facebook.

Pídenos cita sin compromiso alguno en el 680 830 406 o en dromo@eximasesores.com